Otro ultra que está deshumanizado

|

SER sueco no es buena cosa. Es verdad que desde el nacimiento hasta la muerte uno vive rodeado de suecas –¡qué felices serían Landa y López Vázquez!–, pero se pasa tanto frío y se disfruta de tan pocas horas de sol que la cabeza se resiente. Y lo peor es que no se trata de un problema de alopecia, sino de razonamiento. Ese es el caso, por ejemplo, de Richard Jomshoft, líder del ultraderechista –el prefijo ultra solo queda bien cuando antecede a la palabra marinos– Demócratas de Suecia, quien ha sentenciado que los musulmanes no son completamente humanos. Le hacen falta calorcito y luz del sol, ¿o no? FOTO: Richard Jomshoft | nyheter24.se

Otro ultra que está deshumanizado