Los efectos del cambio climático tienen sexo

|

¡QUIÉN lo iba a decir hace unos años! Resulta que cuando un españolito se perfumaba las axilas con desodorante en espray para no atufar a los compañeros de trabajo, o, si era sábado por la noche, para embriagar a una mujer a la que previamente habría preguntado “¿estudias o trabajas?” –que por entonces era el primer paso hacia una relación estable–, estaba dando los primeros pasos para que en Podemos tuviesen chollo. Se sabía que esas microgotas eran un arma de destrucción masiva, ya que destrozaban la capa de ozono, aceleraban el cambio climático e incluso favorecían la reproducción del eucalipto... pero de ahí no pasaba la cosa. ¡Ja, ja, ja!, ¡qué inocencia! El partido de Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias ha instado al Congreso a estudiar la perspectiva de género en las cuestiones relacionadas con el clima. ¿Será más perjudicial un temporal –masculino– o una tormenta –femenina–? Da la impresión de que alguien estuvo mucho expuesto al calabobos y bobo quedó. FOTO: una mujer, enamorada de la lluvia | aec

Los efectos del cambio climático tienen sexo