Menos mal que solo hay un Trump

|

Lo de Trump es para hacérselo mirar. Resulta que cuando medio mundo especulaba con la posibilidad de que estuviera poco menos que a las puertas de la muerte, va el presidente norteamericano y publica en las redes sociales una fotografía suya trabajando, con camisa y americana, en la habitación del hospital. Y, no contento con la demostración, va, se sube a su coche oficial y se da una vuelta por las inmediaciones del centro sanitario para saludar a los seguidores que se habían congregado allí para desearle una pronta recuperación. Y, tras ello, se ha convertido en un héroe para ellos. FOTO: Donald Trump | aec

Menos mal que solo hay un Trump