La Generalitat patrocina un mejor espectáculo cómico sin parangón

|

CHARLIE Rivel, Mary Santpere, Eugenio, El Tricicle... los catalanes tienen fama de serios –que se lo pregunten a los Pujolone, ordenados y rigurosos en lo suyo–, pero siempre contaron con buenos cómicos; ahora bien, como lo de ahora, ninguno. Son tan buenos que ni necesitan subirse a un escenario, desde su escaño en el Parlament o desde su puesto de conseller de la Generalitat provocan unas carcajadas memorables. Hasta los de la CUP, que intentan aterrorizar, dan risa –¿lo suyo será humor gore?–. Lo de la ley de la desconexión es para que se le desencaje la mandíbula hasta a Companys, pero el conseller Joaquim Forn –al que apodan “El panchito” por ser un cruce de catalán y ecuatoriana– ha llevado la situación hasta el delirio al asegurar que no renunciará a la nacionalidad española. FOTO: joaquim forn | aec

La Generalitat patrocina un mejor espectáculo cómico sin parangón