No era amor a la patria era amor al dinero

|

aQuello del España nos roba ya sabíamos que era una excusa. De hecho, la radicalización del nacionalismo catalán se produjo cuando se destapó el escándalo del tres por ciento. Esa burguesía adinerada que creció amamantada por los pechos del pujolismo decidió que tenía que hacer algo para que no se les acabara el chollo y optaron por montar su propia república. De ese modo ya no estarían hablando de un porcentaje de cada obra pública, sería directamente todo para ellos. Y, ahora, la Guardia Civil, con la operación desarrollada ayer, ha demostrado que era así. La trama montada por Puigdemont en torno al secesionismo, más allá de la independencia lo que quería era seguir forrándose con recalificaciones ilegales y comisiones millonarias. Y habrá quien siga creyendo que lo suyo es por amor a la patria. FOTO: Agentes de la Guardia Civil en el domicilio del empresario Oriol Soler, que ha sido detenido | efe

No era amor a la patria era amor al dinero