Xiao Varela agiganta su leyenda con un nuevo récord

|

Si a Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, le hubiese dado por el atletismo, Usain Bolt no hubiese pasado de ser un fumador de marihuana amante del reggae, que es lo que hacen los jamaicanos a los que no les da por correr a toda velocidad. No hubiese sido capaz de ganar ni una carrera y de conseguir el récord del mundo de 100 metros; el afán de superación del edil de la Marea, nasía pa’ganá, lo hubiese privado de cualquier honor sobre la pista. Pero a Varela no le dio por el atletismo, ni siquiera por los lanzamientos, para los que cuerpo tenía, sino por otros entretenimientos. Anduvo por la universidad, pero no tuvo suerte; se metió a okupa, pero eso no da para comer... y acabó ejerciendo de político, con sueldo y todo. ¡Qué desgracia, Dios mio!, ni siquiera teniendo un despacho renunció a su afán de superación y ha ido encadenando hito tras hito hasta lograr que la inversión municipal en obras de todo un año se redujese a 1,27 millones... Lo suyo es de medalla de oro. FOTO: varela, de brazos cruzados, como casi siempre que hay que trabajar | aec

Xiao Varela agiganta su leyenda con un nuevo récord