¿Puede un imputado ser vicepresidente de un país?

|

La bromita de la tarjeta del teléfono de Dina Bousselham le puede salir carísima a Pablo Iglesias. Habrá que esperar a ver qué hace el Tribunal Supremo con la exposición razonada mandada por el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón. Eso sí, además de los magistrados del Supremo también es preciso esperar a la reacción de la Fiscalía, que será crucial en este caso. El juez García-Castellón solicita que se impute al vicepresidente por denuncia falsa, descubrimiento y revelación de secretos y delitos de daños informáticos. Un lote que puede suponer, en caso de que sean comprobados, unos cuantos años de inhabilitación para el político. Pero sin necesidad de llegar a ese punto, Pablo Iglesias está herido de muerte. Puede volver a desaparecer, como hizo cuando salto el caso o puede seguir acusando a los demás de sus propios errores y faltas, pero la realidad es que es imposible que un imputado se siente en la mesa del Consejo de Ministros. O, bueno, lo era. Habrá que ver si Sánchez también traga con ese sapo con tal de seguir viviendo en La Moncloa. FOTO: Iglesias, aflojándose el nudo de la corbata | aec

¿Puede un imputado ser vicepresidente de un país?