Dos por uno: teléfono y relicario

|

Se suele decir de los fans de Apple que son casi como de una secta, y de ahí la pasión por una tecnología que se esfuerza en ser incompatible con el resto. Pero lo de comprarse un iPhone con un pedazo del famoso jersey de cuello alto de Steve Jobs incrustado en el logotipo, a modo de reliquia, ya es excesivo. Y más, cuando el precio de los teléfonos va de los 5.500 euros a cerca de 8.000. Aunque seguro que no faltarán interesados, especialmente teniendo en cuenta que solo hay diez unidades de cada uno de los tres modelos. La exclusividad dentro de la exclusividad. FOTO: jobs, con su jersey | aec

Dos por uno: teléfono y relicario