La mala costumbre de castigar a los que más ahorran

|

A Abel Caballero se le rebelan los municipios cuya federación preside. La idea de que los ayuntamientos cedan su remanente al Ejecutivo para hacer frente a los gastos de la pandemia es la gota que ha colmado el vaso de muchos. Una vez más, parece que se castiga a los que mejor gestionan sus economías. Se confunde el ahorro con la falta de necesidad. Parece que los Gobiernos locales van a tener que hacer como esas entidades obligadas a gastar hasta el último céntimo si no quieren ver mermado su presupuesto al año siguiente. El alcalde de Vigo reconoce que el acuerdo con Sánchez es mejorable, pero que nadie propuso una alternativa. Será porque a nadie le gusta que le quiten lo que es suyo. FOTO: pedro sánchez y abel caballero, cuando se las prometían felices | EFE

La mala costumbre de castigar a los que más ahorran