La consecuencia de manipular el clima

|

A los mexicanos les gusta lucir bigote y componer rancheras para que las cantes en las fiestas de Galicia. Un pueblo gallego sin feria medieval y sin verbena en la que se canten rancheras no es nada. Pero les gustan también cosas más raras, como, por ejemplo, evitar las granizadas. La dirección de la fábrica de Volkswagen en el estado de Puebla instaló unos cañones de ondas sónicas para disipar las nubes que traían pedrisco, que dañaba los coches aparcados en el exterior de la factoría. Lo logró, pero provocó tal sequía que los agricultores le reclaman una indemnización millonaria. Nunca llueve, en este caso no llueve, a gusto de todos. FOTO: un escarabajo | aec

La consecuencia de manipular el clima