Puñaladas traperas en el Gobierno

|

Cuesta imaginarse cómo tienen que ser las reuniones del Consejo de Ministros. Seguro que están todos los allí presentes con la espalda pegada a la pared para intentar evitar que, en un descuido, alguien los apuñale por la espalda. Tiene que ser algo así ya que también sucede lo mismo de puertas para afuera. Ayer mismo, el Ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, no dudó a la hora de calificar de “ruido” el discurso de Iglesias sobre el Ingreso Mínimo Vital. “Hay que escuchar lo que dice este ministerio”, aseguró. Y se quedó tan ancho. Seguro que Iglesias no tanto. FOTO: José luis escrivá | aec

Puñaladas traperas en el Gobierno