Un puente no puente encerrados

|

al final, Feijóo se ha decantado por el modelo Ayuso. Es decir, los gallegos, al menos los que vivamos en las siete grandes ciudades y alguno de los municipios más afectados por la pandemia, nos quedaremos confinados en este extraño puente no puente de Todos los Santos. El comité científico que asesora a la Xunta considera que es el mejor modo de frenar la expansión del virus, evitando que quienes viven en zonas donde la infección es más alta puedan acudir a lugares que se mantienen en cifras aceptables. Seguro que la decisión habrá cabreado a muchas personas, pero es evidente que, tal y como están las cosas, era una de las decisiones esperadas. Como lo puede ser que esta medida se siga aplicando los próximos fines de semana. Los gallegos somos muy de irnos a la aldea cada vez que podemos y eso no es bueno, sobre todos para quienes residen en esa aldea, que, al final, es un reducto sanitario óptimo. Es preciso que todos procuremos cumplir las normas para que, cuanto antes, esta especie de calvario en el que vivimos permanentemente no sea más que el recuerdo de una pesadilla ya superada. FOTO: atascos en la salida de A coruña, minutos antes de que entrara en vigor el cierre perimetral | pedro puig

Un puente no puente encerrados