Más papeletas para votar en Galicia

|

SI el personal del Laboratorio de Consumo de Galicia no estuviese traballando arreo esta temporada en la evaluación de juguetes, podría echar un vistazo a un xoguete enxebre que rachou: En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. El diseño –autóctono, eso sí– salió de las entendederas de unos bloqueiros rebotados, presos del síndrome de Peter Pan, que se negaban a renunciar a sus gustos infantiles. Querían perpetuarlos, pero también querían perpetuarse en el carguiño y como jugando al gua durante las 24 horas iba a ser un poco difícil convencer a los gallegos de que ellos eran los nuevos mesías, confluyeron en la confluencia. Pero el argumento, lógicamente propio de rapaciños, sobre el que se sustentaba –la confluencia es buena, ¿por qué es buena la confluencia?, porque es buena– no aguantó el peso y menos desde que los inscritos domingueros aumentaron la presión sobre os alicerces. Si los espanhois no saben qué papeleta elegir cuando van a votar de tantas que hay a su disposición, los gallegos vamos a tolear, porque anda que no va a haber opciones ni nada. Del naufragio mareante van a salir unha chea delas, porque al sueldiño fijo no está dispuesto a renunciar nadie, que hay que comprar canicas para divertirse. FOTO: una votación durante un plenario mareante | aec

Más papeletas para votar en Galicia