La margarita de Feijóo y las prisas del PP

|

cada vez quedan menos pétalos en la margarita que a estas horas debe andar deshojando Alberto Núñez Feijóo. La decisión no debe ser fácil, aunque se supone que, para cualquier político de raza (y desde luego el presidente gallego lo es), la posibilidad de poder aspirar a presidir tu país tiene que ser más que tentadora. Andará él en medio de sus cábalas que tanto parecen despistar a todos, aunque, lo que parece evidente es que, como la incertidumbre dure un poco más, van a ir en tropel todos los altos cargos de su partido para tomar al asalto Monte Pío, secuestrarlo y llevárselo a Génova, aunque sea por las malas. Y, el presidente gallego, que es listo como un allo, parece que tiene muy claro que solamente optará a presidir el PP si su designación se produce por aclamación. Hay que tener en cuentra que el trabajo que le quedaría por delante sería cualquier cosa menos fácil y cuanto más libres tenga las manos para actuar, mejor le irá a todos, por supuesto que a él, pero también al propio PP. FOTO: Alberto núñez feijóo | aec

La margarita de Feijóo y las prisas del PP