La obsesión por controlar a los jueces

|

Resulta enfermiza la fijación del Gobierno por controlar el Consejo General del Poder Judicial. Ahora, mientras no se consigue la renovación de sus cargos (la cosa va para largo ya que el PP no parece dispuesto a afrontar esa tarea antes del próximo año), el Ejecutivo pretende que no puedan realizar nombramientos de jueces, no vaya a ser que les cuelen alguno que no sea de su cuerda. La cuestión es grave, ya que este impedimento, de hecho, puede provocar que determinados puestos queden sin cubrir y, la verdad, no es que la Justicia esté como para que a la saturación y parálisis que ya padece se le una la provocada por dejar plazas vacantes. Los políticos nunca han querido soltar las riendas de la Justicia pero, a estas alturas, parece que ya ha llegado el momento de que sean los jueces los que elijan a sur órganos de dirección. Eso, sería lo mejor FOTO: El presidente del Supremo y del CGPJ Carlos Lesmes, | aec

La obsesión por controlar a los jueces