Una fusión cuestionada por la Audiencia Nacional

|

Parecía que los gallegos habíamos superado ya el gran fiasco que supuso la creación de NovaCaixaGalicia, resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. Aquella alianza, forzada por las circunstancias, fue un episodio más de la pugna entre el norte y el sur. Vigo y A Coruña, luchando por ver quién era el que mandaba en el panorama bancario gallego. Ahora, la Audiencia Nacional señala en un auto que el estado en el que ambas entidades llegaron a la fusión era malo pero, en el fondo, distinto, y que Caixanova habría sido capaz de resistir, con muchos problemas y esfuerzos, la crisis provocada por la burbuja inmobiliaria. Por la contra, Caixa Galicia, estaba demasiado tocada. Esto es al menos lo que destaca el alto tribunal que, por cierto, choca frontalmente, por ejemplo, con la opinión del Banco de España, que dio su visto bueno a la alianza o con lo que reflejaba la auditoría de KPMG, que en 2010 destacó las ventajas de esa unión. Seguro que todavía se vivirán nuevos episodios de esta historia que les costó a los gallegos ocho mil millones de euros. FOTO: méndez y gayoso, el día de la fusión de las cajas gallegas | aec

Una fusión cuestionada por la Audiencia Nacional