El finde en casa ya está más cerca

|

PARA que después digan que la justicia de este país es lenta. El sábado se cumplieron dos meses del ingreso de Urdangarin en la cárcel de Brieva y ya le han concedido el segundo grado penitenciario. Es verdad que aún tendrá que esperar a cumplir la cuarta parte de su condena para obtener el primer permiso y pasar la noche fuera de la prisión, pero ya se ha dado un paso. Seguro que ahora le da al sacho con más alegría y los tomates y los pimientos que cultiva en el penal salen de mejor calidad. Aún acabará montando la empresa de hortalizas antes de lo que pensaba. Seguro que su mujer firma sin problemas el acta de constitución. FOTO: iñaki urdangarin | aec

El finde en casa ya está más cerca