El alcalde se expone al peligro al no obedecer a su jefe

|

UY, uy, uy, qué mal se le está poniendo el futuro a Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira. Ha desobedecido a Iago Martínez, el Rasputín de Teis, y se expone a que se le venga encima la marea entera, la alta, la baja y hasta la mediana. El alcalde en la sombra, que aún no se ha enterado de que la xente do común carece de mayoría –non vai sen tempo– ordenó llevar a pleno sin negociar con nadie el proyecto para invertir nueve millones de euros y la oposición le dijo al alcalde en la luz que nones. El Príncipe de las Mareas salió abochornado del salón de plenos y corrió a arrodillarse ante el PSOE; mientras, su alter ego tuiteaba mensajes ofensivos para los socialistas. Ferreiro cuando notó que le dolían los xeonllos después de tantas horas de genuflexión aceptó reservar 4,5 millones para amortizar deuda como exigían los sociatas y salvar así parte de su plan de inversiones. Difícil cometer una ofensa mayor contra su jefe de gabinete. Que se cuide, pues, en los próximos días porque sabiendo que la cabeza de Martínez está permanentemente al servicio del mal, el motín puede ser terrible. FOTO: iago martínez y xulio ferreiro, en tiempos en los que hasta compartían el gusto por las camisas | aec

El alcalde se expone al peligro al no obedecer a su jefe