Nuestros políticos deciden pasarse a las amenazas

|

algunos de nuestros representantes políticos –de alguna manera hay que llamarlos– se han echado al monte y ya no se molestan en intentar fingir que tienen un mínimo de elegancia. De las batallas dialécticas en las que, con más o menos gusto, se enzarzaban pasaron al insulto simplón y ahora parecen estar en la etapa de las amenazas. Pablo Iglesias, sufridor de escraches, avisa de que los próximos pueden ser a Ayuso o Abascal y este, siempre dispuesto a bajar al barro, no tarda en entenderlo como una provocación. “No mandes sicarios, ven tú”, reta el líder de Vox al vicepresidente del Gobierno. Una versión del “tú a mí eso no me lo dices en la calle” de matón de toda la vida. En estas manos estamos. FOTO: santiago abascal,, durante su intervención en el congreso | efe

Nuestros políticos deciden pasarse a las amenazas