Un vigilante que impone de verdad

|

en los parques de Singapur una voz femenina, con tono amable, de esas que te hacen pensar en que la que habla es una amiga, recuerda a los presentes la necesidad de mantener la distancia de seguridad. La sorpresa viene cuando uno mira de dónde sale esa voz y se encuentra una especie de perro-robot amarillo que se mueve entre los visitantes. Más de uno ha saltado del banco al verlo. Normal, es igualito a los de la Guerra de los Mundos –la serie de 2019– y esos de buenos no tenían nada. Pero todo sea por mantener las normas minimizando el peligro para las fuerzas de seguridad. FOTO: el robot vigilante | efe

Un vigilante que impone de verdad