La desesperación por el material que no llega

|

Sánchez volvió ayer a su escenario favorito: el del plasma y la cómoda rueda de prensa con las respuestas bien estudiadas y preseleccionadas. La excusa fue una reunión a través de videoconferencia con los responsables autonómicos de todo el país. Y, por supuesto, no sabemos mucho de lo que allí se dijo. Lo que quedó claro es que más allá de las buenas palabras del presidente del Gobierno, sus homólogos autonómicos han decidido, tras el encuentro, ponerse manos a la obra y comprar el material sanitario necesario para afrontar la crisis que se aproxima por su propia cuenta. Lo hará Madrid y también Galicia. Las comunidades están desesperadas ante la tardanza del envío de los medios para proteger al personal más sensible al contagio y lo único que han logrado que confirme Sánchez es que lo tendrán en los próximos días. Unos plazos demasiado vagos como para que los responsables autonómicos se fíen. FOTO: Sánchez, en su videoconferencia del día | efe

La desesperación por el material que no llega