La picoleta Cifuentes da otro paso hacia un puesto de ministra

|

LA coruñesa por consanguinidad –su padre y su abuelo lo eran– Cristina “Supertatoo” Cifuentes se lo montó en plan picoleto para someterse al tercer grado sobre la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid. No se cubrió la cabeza con un refulgente tricornio de charol, ni se pintó un bigotazo con un corcho ahumado; simplemente se colgó del pecho la medalla de la Guardia Civil. Hasta hubo quien se cuadró al cruzarse con ella. Y así, investida como una de las favoritas del duque de Ahumada, proclamó: “La UCO está equivocada en muchas cosas”. Menuda convulsión se produjo en la comisión que investiga la corrupción política tras esa benemérita sentencia. Eso sí que es rotundidad y no el “Luis, sé fuerte” de Rajoy a Bárcenas. En la primera remodelación del Gobierno habrá que ascenderla. FOTO: la laureada cristina cifuentes | europa press

La picoleta Cifuentes da otro paso hacia un puesto de ministra