Tontos los hay en todos lados

|

como si de los mejores momentos de la kale borroka se tratara, los contenedores de Bilbao volvieron a ser el jueves pasto de las llamas. Sin embargo, en esta ocasión no eran los abertxales que tras salir del herrikotaberna entonados decidían rendirle homenaje al dios del fuego. Lejos de ello, ahora, los causantes de estas fallas fuera de época son quienes no están nada contentos con esto de que no les dejen hacer lo que les dé la gana, por mucho que estemos en medio de una pandemia mortal. Lo suyo es estupidez pura y dura, pero, qué le vamos a hacer, tontos los hay en todos lados. FOTO: restos quemados de un contenedor | efe

Tontos los hay en todos lados