Un desconfinamiento con horarios para la libertad

|

Justo en el mismo momento en el que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, estaba explicando que quienes quieran salir a pasear o a hacer deporte a partir de mañana lo tendrán que hacer en dos franjas horarias, una de mañana y otra de tarde, ya había quien se estaba frotando las manos pensando en la doble sesión que se va a pegar, aprovechando además que la previsión habla de sol para celebrar el puente de mayo. De nuevo veremos imágenes de personas acumulando sus cuerpos en busca de un trozo de acera en el que dar rienda suelta a sus ganas de calle después de tantas semanas de confinamiento. Luego llegarán las quejas y, al final, todo se normalizará, como sucedió con los niños. Menos mal que por fin el Gobierno se ha decidido a resolvernos la primera parte de este sudoku infernal en el que han convertido las fases de desconfinamiento. Ahora solo falta que, la flexibilidad demostrada ayer también se aplique en las etapas previstas para la apertura de negocios. De lo contrario, el hundimiento del IPC conocido ayer, promete convertirse en una mera anécdota, ante lo que se nos puede venir encima. FOTO: Salvador illa, explicando las salidas | efe

Un desconfinamiento con horarios para la libertad