Nagasaki tiene que pedir paz al mundo

|

Han pasado 75 años del horror de la explosión de la bomba atómica sobre Nagasaki y el alcalde todavía hoy tiene que hacer un llamamiento al mundo para que el ataque nuclear a su ciudad sea el último. Parece que no hemos aprendido nada. Que seguimos más preocupados en encontrar formas de destruirnos que en buscar fórmulas para convivir. Mientras, en Nagasaki recuerdan a los fallecidos con coronas de flores y agua. Porque las víctimas rogaban que les diesen de beber mientras se consumían. Se supone que somos una sociedad mejor, o eso nos repetimos. Falta demostrarlo. FOTO: un momento del homenaje | efe

Nagasaki tiene que pedir paz al mundo