Justicia poética en forma de propina

|

A veces existe la justicia poética. Como cuando una mujer intenta ridiculizar a un camarero por hacer su trabajo y acaba consiguiendo que el chico reciba 80.000 dólares en propinas. La cliente se presentó en un Starbucks sin mascarilla y el joven se negó a atenderla, explicándole que no podía estar en el local con la cara descubierta. Ella reaccionó burlándose de él en las redes sociales –foto en su puesto de trabajo incluida– y logró el efecto contrario: un internauta comenzó una campaña de donaciones que recaudó para este camarero de 24 años la mejor propina de su vida. FOTO: una empleada de starbucks | ep

Justicia poética en forma de propina