Acoso u otra cortina de humo

|

mucho se está debatiendo sobre el supuesto acoso que los Iglesias-Montero sufrieron durante sus vacaciones en Asturias. La realidad es que, si sumamos todos los medios que las Fuerzas de Seguridad están dedicando a proteger al matrimonio ministerial, la cantidad obtenida resultaría abrumadora. Es cierto que nadie tiene porqué ser insultado ni acosado, por mucho que antaño apoyara este tipo de actitudes, pero también es verdad que ni un solo informe policial señala que se haya producido ese acoso. ¿Estaremos ante una nueva cortina de humo de esas que tanto gustan a los podemitas? FOTO: Iglesias y Montero | aec

Acoso u otra cortina de humo