El Burnley prepara una nueva oferta

|

EL objetivo de un delantero centro es marcar goles, aunque haya quienes se empeñen en fallarlos. También es verdad que el que no chuta a puerta, no falla y la obligación de un delantero centro es precisamente esa, rematar a gol. Andone lo intentó ante el Madrid varias veces, hasta de penalti, y falló todas. No pasa nada, puesto que la temporada pasada también fue incapaz de marcar un gol hasta la undécima jornada, así que aún tiene nueve partidos por delante para mejorar ese registro. Eso sí, como lo técnicos del Burnley hayan visto el partido del domingo, esta semana ofrecen por él como mucho cinco o seis millones. FOTO: florin andone | patricia g. fraga

El Burnley prepara una nueva oferta