Pasar la crisis sanitaria sin llega a ahogar la economía

|

Anda la Xunta haciendo equilibrios, en un intento por reactivar la economía sin que se vuelvan a disparar las cifras de contagios. El modo no parece muy complicado, haría bien el comité científico en mirarse en el espejo de Madrid, que frenó la expansión del virus sin necesidad de condenar a la hostelería a una muerte segura. Tal vez por ello, parece que Sanidade está dispuesta a abrir ligeramente la mano, en un plan piloto que contempla la apertura de establecimientos hasta las cinco de la tarde, con un aforo máximo del 30% en el interior de los locales y de hasta el 50% en las terrazas. Y, además, si se cumplen las previsiones, la ciudad de A Coruña será la primera en experimentar con esta nueva fórmula. Lo que parece evidente es que las medidas adoptadas, por muy duras que puedan parecer, han sido capaces de invertir la curva de contagios y es precisamente esa mejoría en los datos la que permite que se puedan hacer pruebas sobre la desescalada en la que ahora andamos. Pero todo el esfuerzo no servirá de nada si volvemos a las andadas y no se cumple la nueva normativa. FOTO: Un hostelero recoge una terraza antes del cierre de su negocio | aec 

Pasar la crisis sanitaria sin llega a ahogar la economía