Tone recompensa a Buitrón lanzándolo como vicevicario

|

EL doctor José García Buitrón, socialista de toda la vida –llegó a ser el arma secreta de Javier Losada para ganar unas municipales, justo las que dieron la Alcaldía a Negreira–, se pasó a Podemos en cuanto tuvo la menor oportunidad y ocupó un escaño en el Senado durante la nanolegislatura. Sin embargo, no pudo recuncar, según las malas lenguas, por la soterreda campaña que hicieron en su contra sus irmandiños anovados por habérsele ocurrido comparar a Galicia con Extremadura y Castilla-La Mancha. En cambio, el ala morada más proclive al nacionalismo –encabezada por Tone Gómez-Reino, el vicario de Pablo Iglesias na terra– le propuso en su momento ser el ariete en la batalla contra Carmen Santos y él, poco dado al protagonismo, aceptó. No triunfó, pero siguió arrimado a Tone, que lo ha recompensado bendiciéndolo como candidato oficialista en las primarias coruñesas. Se enfrentará a Uxío López Martul y si la lucha fuese muy cruenta, siempre podría aprovechar sus conocimientos médicos para restañar las heridas. Incluso si tuviese que operarse a sí mismo y reaparecer en el otro bando, seguro que sería capaz de hacerlo. FOTO: tone y buitrón, ¡vaya par de gemelos! | aec

Tone recompensa a Buitrón lanzándolo como vicevicario