El club lucense depende de sí mismo para la permanencia

Manu Barreiro se lamenta de una oportunidad marrada esta temporada | CD Lugo
|

El Lugo depende de sí mismo para lograr la permanencia en LaLiga SmartBank pero se la jugará en la última jornada ante un rival, el Rayo Vallecano, que en estos momentos ocupa una plaza de playoff y que todavía no tiene asegurado el billete para luchar por el ascenso.


La victoria conseguida el pasado lunes ante el Cartagena con un doblete a cargo de Gerard Valentín (2-1) ha permitido a la escuadra de la ciudad amurallada pasar a tener la salvación en sus manos al haber adelantado en la clasificación al Logroñés.


En la última jornada, la victoria le dará la continuidad por décima temporada consecutiva en la categoría de plata. Podría valerle el empate o la derrota, pero ya en función de otros campos y de una serie de carambolas.


Los lucenses tienen los mismos puntos que el Logroñés, ya en puestos de descenso, uno más que el Sabadell y tres por encima del Castellón, ya descendido.


El golaveraje le favorece ante el Logroñés en caso de empate a puntos, mientras que con el Alcorcón lo tiene perdido y también con el Sabadell.


Así, en caso de empate en Vallecas, el Lugo tendría que mirar a Las Gaunas y Anduva, ya que no podría superar al Alcorcón. Necesitaría que no ganasen ni Logroñés ni Sabadell, que juegan ante equipos que se han quedado sin objetivos clasificatorios: la UD Las Palmas y el Mirandés, respectivamente.


Si el Lugo pierde en su visita al Rayo Vallecano de este fin de semana, las cuentas se complicarían para el equipo que entrena Rubén Albés.


En esa situación, tendrían que perder el Logroñés y el Sabadell ya que el triple empate a 44 puntos supondría el descenso de los rojiblancos, aunque habría posibilidad de una carambola: que perdiera el equipo riojano, empatara el Sabadell y ganara el Castellón, ya que se produciría un cuádruple empate a 44 puntos que beneficiaría a los lucenses.

El club lucense depende de sí mismo para la permanencia