La normalidad vuelve a Ceuta, donde los jueces prohíben a Abascal dar su mitin

Vista de una calle de Ceuta este lunes. La ciudad autónoma va recuperando la normalidad tras entrada masiva de inmigrantes la semana pasada. EFE/ Rafael Peña
|

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha resuelto este lunes mantener la prohibición de la concentración prevista para esta tarde del líder de Vox, Santiago Abascal, ratificando así el acuerdo adoptado por la Delegación del Gobierno.


Según ha informado la propia Delegación del Gobierno, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA ha acordado "aceptar" el desestimiento de Vox en el recurso contra la prohibición de la concentración prevista para hoy en la plaza de los Reyes de Ceuta, frente a la Delegación del Gobierno.


Esta decisión mantiene la resolución de la Delegación del Gobierno en la ciudad por la que se había prohibido a última hora de la noche del sábado dicha concentración.


La ciudad recupera la normalidad

Ceuta recupera poco a poco la normalidad después de la entrada de más de 8.000 personas a principios de la pasada semana, mientras intenta solucionar la situación de los 800 menores alojados en varios emplazamientos.


La ciudad ha vivido esta mañana una jornada normal con la apertura de todos los comercios del centro y la vuelta a clase de muchos menores cuyos padres habían decidido no llevarlos la semana pasada.


Los distintos establecimientos comerciales del centro, así como de las zonas del extrarradio, han abierto con absoluta normalidad después de que algunos hubiesen estado cerrados en pasadas jornadas.


Estos comercios, sobre todo pequeños, habían optado por no abrir sus puertas ante el clima de inseguridad que se había generado por la entrada masiva de personas por la frontera, sobre todo porque no cumplían con las normas sanitarias, en particular en lo referente a las mascarillas.


La crisis migratoria había provocado que la asistencia a los colegios e institutos de la ciudad bajara los primeros días al 24 % y que todavía siga en torno al 75 %.


Según los datos facilitados por la Dirección Provincial del Ministerio de Educación, la situación en la frontera ha incidido directamente en los 23 colegios y 6 institutos de la ciudad.


Mientras tanto, la falta de documentación de los aproximadamente 800 menores marroquíes que entraron ilegalmente en Ceuta durante los pasados lunes y martes está dificultando los trámites para poder iniciar el proceso de repatriación.


La Policía Nacional recomienda que las familias de estos niños acudan a los consulados de España o bien a la embajada de Rabat para poner en su conocimiento la ausencia de sus hijos o familiares.

Los menores se encuentran actualmente repartidos en la nave industrial del Tarajal, en el albergue provisional de Piniers así como en el polideportivo cubierto de Santa Amelia, los cuales han sido habilitados por el Gobierno autonómico para hacer frente a esta situación.


Según ha informado el Gobierno ceutí en un comunicado, la Consejería de Presidencia ha coordinado la apertura esta misma mañana de un nuevo recurso de emergencia en los polígonos del Tarajal.


Este nuevo centro se ha terminado de acondicionar durante la pasada madrugada, para el alojamiento de aproximadamente 300 menores no acompañados y descongestionar así las otras dos naves que se están utilizando igualmente como recurso desde que comenzó la crisis hace una semana.


La apertura de este nuevo recurso en el Tarajal descarta otras ubicaciones para el alojamiento de menores no acompañados, como los terrenos del puerto de Ceuta.


La cifra de retornados a Marruecos desde que comenzó la crisis asciende a 7.800 personas -la mayoría de ellas marroquíes y un pequeño grupo de subsaharianos- mientras que en el Hospital Universitario de la ciudad ya se ha atendido a 629 inmigrantes, de los que siete permanecen hospitalizados por distintas patologías.


Melilla, 48 horas sin entrada de migrantes

Melilla ha vivido las últimas 48 horas sin entrada de migrantes en la valla después de cuatro noches de intensos movimientos la doble alambrada, en las que se ha cifrado en unos 150 las entradas de jóvenes marroquíes desde que el lunes 17 de mayo comenzaran las avalanchas sobre Ceuta.


Según la información facilitada por un portavoz de la Delegación del Gobierno, la última entrada se produjo el viernes poco antes de las 18,00 horas, cuando entre 250 y 300 personas forzaron la reja de los cauces sin caudal entre el río de Oro y río Farhana y unas 40 lograron pasar a la ciudad española.


Esas 40 personas se sumaban a las 30 que consiguieron introducirse entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves y las 80 de la madrugada del martes mientras el resto de cientos de jóvenes marroquíes que participaron en estas intentonas fueron rechazadas, desde el lado español por el Ejército, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local y en el marroquí por sus fuerzas de seguridad.

La normalidad vuelve a Ceuta, donde los jueces prohíben a Abascal dar su mitin