Celaá insiste en mantener la mascarilla en la aulas en septiembre: "No sería lo primero que quitaría"

|

La Ministra de Educacicón, Isabel Celaá, no prevé iniciar el próximo curso escolar sin la obligatoriedad del uso de mascarillas para los alumnos de más de seis años y ha asegurado que el Gobierno trabaja para que los escolares de 12 a 16 años puedan estar vacunados en septiembre.


"No sería las mascarilla lo que yo quitaría primero", ha respondido Celaá en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press en al ser preguntada por esta medida en el caso de que la incidencia en España estuviera por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes y ante la petición de algunas comunidades autónomas.


Celaá ha precisado, no obstante, que el protocolo acordado en la Conferencia sectorial de Educación es "dinámico" y, aunque ha recordado que "la pandemia no ha desaparecido", también ha admitido los avances en la vacunación que permitirán "estar en mejor posición en septiembre".


La ministra Celaá ha hecho hincapié en que el éxito del curso escolar 2020-2021 reside en el riguroso cumplimiento de todas las medidas de seguridad por parte de alumnos, docentes y todos los trabajadores de los centros y ha destacado la reducción de la distancia entre las mesas en las aulas de 1,5 metros a 1,2 metros, "lo que va a permitir la presencialidad total de los alumnos en los centros escolares".


Respecto a la vacunación de los menores de entre 12 y 16 años, ha recordado que el Gobierno está pendiente del pronunciamiento de la Agencia Europea del Medicamento y ha remitido al Ministerio de Sanidad la información al respecto. "Sería impudente por mi parte decir que si, no obstante, vamos a trabajar por ello", ha respondido al ser preguntada por la posibilidad de que este grupo de edad pueda estar vacunado en septiembre.


Celaá también se ha referido a los profesores vacunados con la primera dosis de Astrazeneca, pendientes de recibir un segunda y se ha mostrado convencida de que "se va a resolverse de cara a septiembre". Sobre las reticencias de un porcentaje de docentes reticentes a ponerse el suero en algunas comunidades autónomas, se ha comprometido a "explorarlo y tratar de convencerles". Ha explicado, no obstante, que una vez alcanzada la inmunidad de grupo el hecho de que hubiese personas sin vacunar "no supondría ningún riesgo".


Respecto al informe 'La España de 2050', que Pedro Sánchez presenta esta jueves, la ministra ha vaticinado que en ese fecha e incluso antes "la educación en España será mucho más personalizada". Las reformas educativas, según ha indicado, pretenden desarrollar el talento individual de cada alumno y se pretende que los estudiantes adquieran conocimientos que puedan aplicar.


"Hay que incorporar nuevas metodologías, grupos móviles en las aulas, los pupitres no pueden estar anclados al suelo y debe haber grupos diferentes que trabajen a ritmos distintos", ha comentado Celaá sobre la educación del futuro.


Celaá insiste en mantener la mascarilla en la aulas en septiembre: "No sería lo primero que quitaría"