Los socialistas se hacen fuertes ante Podemos

Irene Montero se queda sin su ley, pero promete que tarde o temprano saldrá adelante | efe
|

Poco ha tardado el PSOE en empezar a marcar distancias con sus socios de gobierno una vez que Pablo Iglesias ha salido de escena. Sin un ‘cabezón’ –María Jesús Montero dixit– que insista hasta la extenuación en sus ideas parece que los socialistas son más libres para hacer lo que realmente quieren. Como por ejemplo, aparcar un rato la reforma de la ley con la que se despenalizarían las injurias a las Corona o abstenerse en el Congreso, y en consecuencia condenar, la ley trans podemita, que, por lo visto, es muy mejorable en lo que a seguridad jurídica se refiere. A Irene Montero y compañía tampoco debería pillarles por sorpresa: el texto se impulsó desde el Ministerio de Igualdad pero no ha sido aprobado por el Consejo de Ministros. Por algo será... Igual por que en el seno socialista les parece una barbaridad, como tantas otras ideas de sus forzosos compañeros de equipo.

Los socialistas se hacen fuertes ante Podemos