El precio de la energía

|

La energía lleva una escalada fulgurante en todos los aspectos, ya sea gas, electricidad o el carburante de automoción, los precios de todas estas materias primas se disparan en nuestros bolsillos, sin que, nadie remedie tanto sufrimiento en hacer abaratar un poco estos recursos, se paga más de que, realmente debiera ser, como tenemos políticos más inmersos en solucionar sus problemas, que en hacerlo con el pueblo, así vamos de mal en peor. El gobierno anuncia una subida del gas y electricidad para junio y las compañías respectivas, están avisando a sus clientes, de cómo se va a producir dicha subida. Cuando todavía no sabemos, nadie lo sabe, cuanto cuesta un kilovatio de electricidad y otro de gas, debido a que este último se mide por metros cúbicos, pero se factura por kilovatio, en una formula nada clara, al disponer unas veces de un modelo y en otras, otro distinto, la explicación, es que depende del tipo de gas, su calidad etc.


En cuanto a la electricidad, tampoco se sabe lo que importa el recibo y lo que se carga, si está bien o no, las prebendas que el gobierno da a las eléctricas, siguen en vigor o alguna caducó, se pagan por el carbón, las centrales nucleares, y las ayudas a las nuevas formas de inyectar energía a la red, el ciudadano paga un recibo abusivo por todos estos conceptos que van en la potencia contratada y casi siempre es mayor esta parte que lo realmente consumido. Normalmente las compañías emiten una hoja de información sobre el tipo de electricidad que vierten a la red, eso no quiere decir que sea lo real. Pero se supone que es veraz, lo curioso es que la electricidad sube cada vez más y se paga el recibo más caro o uno de los más caros de Europa.


En lo que respecta al consumo de carburantes, alguien del Gobierno, debía aclarar, el motivo por el que, las gasolineras, cuando el precio del crudo sube, ellos, mueven al alza el precio de forma instantánea. Pero cuando baja, lo dejan congelado, sin aplicar ninguna reducción según la cotización del mercado. Es decir, el precio del crudo está en 70 dólares y baja a 60, no se aplica descuento alguno, se congela, en cambio si de los 60 dólares, vuelve a los 70, se sube el precio de forma automática.


Ahora mismo el crudo brent de consumo en Europa se encuentra en 68 dólares el barril, durante los meses de marzo y abril, después de caer de 69 dólares a 63 el barril, no se notó ninguna bajada, se quedo congelado, empezó la escalada hasta el precio actual y la subida fue constante. A este paso el precio en las gasolineras está al máximo histórico de 1,44 euros, cuando el barril de petróleo llegó a la mayor escalada de 110 dólares en barril, hace uno años, si estando a 68 dólares se pagan 1,40 euros por litro, ¿A como no se pagará si rompe la barrera de los cien? En medio de todo este mercado fluctuante están, subidas y bajadas, si no se aplica, la bajada cuando se corresponde y empieza a subir hasta situarse al propio precio que tenía antes de la bajada por congelar el precio. La escalada puede llegar a más de dos euros litro, en estos picos que hace el mercado. Si baja, hay que bajar y si sube, no correr tanto.

El precio de la energía