La Primera Federación que aguarda al Deportivo

Borja Galán, uno de los deportivistas que tiene contrato en vigor la próxima temporada | aec
|

El Deportivo tendrá el objetivo de ascender a Segunda División la próxima temporada en el estreno de la Primera Federación. No será un camino de rosas. Todavía quedan equipos por definir, pero el grupo que puede tocarle al conjunto coruñés por proximidad geográfica podría ser de nivel, con equipos de renombre con los que compartirá el objetivo.


Este fin de semana comienza a disputarse el playoff de ascenso del que se ha caído el Deportivo, que ni siquiera pasó el primer corte para optar a él. De los dieciséis equipos que lo disputarán, cuatro alcanzarán el sueño de la Segunda División. El resto, los otros doce, engrosarán la lista de equipos que competirán en la tercera categoría la próxima temporada, una relación en la que se encuentra la entidad blanquiazul.


Entre ellos, figuran los filiales del Celta de Vigo, Real Sociedad, Athletic Club, Barcelona y Real Madrid. 


Completan ese grupo de candidatos al ascenso a Segunda División el San Sebastián de los Reyes, Algeciras, Burgos, Calahorra, Andorra, Linares, Amorebieta, UCAM, Ibiza y Badajoz. Son los tres mejores de cada uno de los cinco grupos de Segunda B y el cuarto con mayor puntuación, el Calahorra, que estaba encuadrado en el grupo segundo.


Los cuatro que suban suplirán en Segunda División a los que bajen. En este momento, a falta de cuatro partidos por disputar, descenderían Logroñés, Sabadell, Lugo y Albacete.


Criterio geográfico

La Primera Federación estará conformada por cuarenta equipos y se distribuirán, por criterio geográfico, en dos grupos. El campeón de cada uno de esos grupos ascenderá directamente a Segunda División y los siguientes cuatro clasificados (ocho equipos en total), se jugarán las otras dos plazas de ascenso al fútbol profesional.


Esa distribución podría ser un hándicap importante para el Deportivo, que quedaría encuadrado en un ‘grupo de la muerte’. A falta de la conclusión del playoff y de la Segunda División, el Deportivo podría tener como rivales a todos los de la zona norte. 


Entre ellos, el Barcelona B, Andorra, Nàstic, Villarreal B, Real Sociedad B, Bilbao Athletic, Tudelano, Amorebieta, SD Logroñés, Calahorra, Burgos, Cultural Leonesa, Celta B, Zamora, Racing de Ferrol, Real Unión de Irún, Racing de Santander, Cornellà, Logroñés, Lugo y Sabadell. Los tres últimos serían los que, si se mantiene la clasificación actual en Segunda, descenderían y pasarían a engrosar el grupo del Deportivo, mientras que el Albacete sería el único descendido que se quedaría en el otro grupo de Primera RFEF.


Junto a los manchegos, colistas actualmente de la categoría de plata con un punto menos que el Lugo, quedarían encuadrados en el grupo Badajoz, San Sebastián de los Reyes, Real Madrid Castilla, Extremadura, Dux Internacional, Talavera, Linares, UCAM Murcia, San Luqueño, Algeciras, San Fernando, Betis Deportivo, Ibiza, Valladolid Promesas, Alcoyano, Sevilla Atlético, Linense, Hércules, Baleares, Rayo Majadahonda y Unionistas de Salamanca.


Cambia el formato respecto a esta temporada y se premiará más la regularidad a lo largo de una campaña, pero aun así el billete para Segunda División estará muy caro y obligará a firmar un gran campeonato, sobre todo para lograr el ascenso directo, pero también para meterse entre los cinco mejores del grupo.


Con ese objetivo, el Deportivo ha empezado a preparar la próxima campaña, en la que el secretario técnico será Carlos Rosende y todavía no se ha confirmado si Rubén de la Barrera estará al frente del banquillo o si Richard Barral continuará al mando de la dirección deportiva. Por delante, unas semanas para que se cierre la nómina de equipos y un poco más para la pretemporada.

La Primera Federación que aguarda al Deportivo