Los tiempos y los mediadores son claves

Rufián, en el Congreso, con actitud de perdonavidas | efe
|

Qué importantes son los tiempos... Igual si la sesión de control en el Congreso no hubiese coincidido con la reunión en la que se presumía que ERC, Junts y la CUP iban a llegar un pacto para desencallar las negociaciones de la gobernabilidad catalana –como efectivamente sucedió– Pedro Sánchez se habría ahorrado el veneno que le soltó Gabriel Rufián cuando el presidente del Gobierno habló de que le encantaría que cuanto antes hubieses un nuevo Govern para retomar el diálogo territorial. Pero el portavoz de ERC se sabía ganador y sin la sombra de la repetición electoral no tenía por qué guardarse nada. Así que Sánchez tuvo que escuchar que Esquerra no cree en la voluntad de los socialistas, sino en su necesidad. Se ve que ya no se entienden. Con lo que han sido... Pero puede que no todo esté perdido, con un poco de terapia de pareja y un mediador, igual lo arreglan. ¿Alguna futura líder podemita en la sala?

Los tiempos y los mediadores son claves