Ayuso invoca la libertad de los héroes de 1808 en el 2 de Mayo más electoral

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al músico Nacho Cano | EFE
|

 Las elecciones autonómicas que tendrán lugar en menos de 48 horas en la Comunidad de Madrid han protagonizado los actos institucionales con motivo del Dos de Mayo, una celebración en la que la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha invocado la "libertad" por la que lucharon los héroes de 1808 y que la izquierda ha criticado por su "electoralismo".


Ha sido un acto con muchos menos invitados debido al covid-19 y con ausencias destacadas, como la del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que no ha ido al considerar que se ensalza a "las elites", y la de Más Madrid, Mónica García, que solo ha asistido a la rendición de honores a los héroes en la Puerta del Sol pero no ha entrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno autonómico, para evitar ver la imposición de una medalla a la expresidenta Cristina Cifuentes.


Sí han acudido el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, que se ha quejado de que el evento ha tenido "ingredientes de propaganda que son inadecuados en vísperas de una campaña electoral"; el de Cs, Edmundo Bal, y la de Vox, Rocío Monasterio.


También han asistido, entre otros, el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Ameida; la vicealcaldesa, Begoña Villacís; los consejeros del PP y exmiembros del Gobierno regional de Cs, así como los expresidentes regionales Joaquín Leguina, Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y Ángel Garrido; todos, excepto Ignacio González, procesado por el caso Lezo.


Antes del acto institucional, los candidatos presentes han aprovechado para llamar a los madrileños a participar en los comicios del próximo martes, apelando al espíritu del Dos de Mayo.


Ha sido una celebración marcada por la proximidad de las elecciones y por los reencuentros: el frío de Ayuso con su exsocio de Gobierno, el exvicepresidente Ignacio Aguado, de Cs -no se han saludado-, o el más cálido de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes con el edificio que durante tres años fue "su casa".


Ayuso tampoco ha saludado a Garrido (que después de ser presidente regional con el PP ejerció como consejero de Cs), pero ha abrazado a Cifuentes, Gallardón, Aguirre y al líder del PP, Pablo Casado, sentado en primera fila junto a la mandataria.


La celebración oficial ha comenzado poco antes de las 9.30, con el homenaje a los Héroes de 1808 en el cementerio de La Florida, y a continuación, en la Puerta de Sol, Ayuso y Almeida han colocado una corona en la placa que recuerda a los héroes en la fachada de la Real Casa de Correos.


Mientras los asistentes entraban a la sede regional, un micrófono ha captado una conversación entre Ayuso y el alcalde de Arganda del Rey y presidente de la Federación Madrileña de Municipios, el socialista Guillermo Hita, en la que la presidenta le decía que no puede "tener más ganas de que esto pase porque es un plomo increíble", en referencia a la campaña electoral.


Ya dentro, Ayuso ha aprovechado su discurso para llamar a "renovar la concordia" entre madrileños y españoles y reivindicar "la misma causa" que el pueblo defendió en 1808: "España y la libertad".


En el contexto electoral -cuya campaña se cierra este mismo domingo-, Ayuso ha deseado que la celebración sirva "de paréntesis en la disputa" y que, "sea cual sea el resultado", no prevalezca "la discordia entre madrileños y españoles".


Después ha entregado a 19 personalidades y entidades las medallas y las condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo, en reconocimiento a su labor con la sociedad durante el 2020.


Ayuso ha agradecido la "vocación de servicio público y entrega al pueblo de Madrid", así como "de convivencia, de continuidad y normalidad institucional", de los expresidentes autonómicos Cristina Cifuentes y Ángel Garrido, que han recibido la Medalla de Oro.


Cifuentes, al recogerla, ha dicho que volvía a su casa "libre de cargos y cargas" después de un "largo calvario" de tres años, en referencia al archivo de su causa en el caso Púnica y tras ser absuelta hace meses en el caso Máster.


Nacho Cano le entrega su banda

Además de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo que fue entregada al tenista Rafael Nadal, han recibido esta distinción los niños de la región por "su conducta ejemplar al servicio de la sociedad durante la pandemia"; la historiadora Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia y preceptora del rey Felipe VI, la soprano Ainhoa Arteta y el compositor y músico Nacho Cano.


Cano ha elogiado la gestión de Ayuso, pues cuando compañeros de otros países le decían que "Madrid es un milagro" por preservar la vida cultural, él contestaba que "ese milagro tiene piernas y cabeza y corazón", los de la presidenta, y por ser "tan valiente y tan buena presidenta", le ha colocado la banda con la que había sido condecorado.


También se ha distinguido con la Cruz del Dos de Mayo a la ingeniería española por la asistencia para los proyectos y ejecución de obra del Hospital Isabel Zendal; a los Héroes 4x4, conductores voluntarios que ofrecieron sus vehículos para trasladar a sanitarios y a todo aquel que lo necesitara durante el temporal Filomena, y a los madrileños fallecidos en 2020 y 2021.

Ayuso invoca la libertad de los héroes de 1808 en el 2 de Mayo más electoral