Madrileños: fijaos en los números

|

Como dicen los politólogos que la “batalla de Madrid” es la primera parte de la guerra total y supuesto que estamos todos en combate, hay que entrar en la pelea. Ante los bulos y eructos de la banda que ya ondea la bandera de la victoria lo mejor es ir a la realidad cruda que nos ofrecen los números: Madrid cuenta con más de un millón de personas en riesgo de pobreza. Pese al crecimiento económico en las dos últimas décadas no se ha traducido en bienestar.


Las ONG vienen alertando a las autoridades madrileñas de que la crisis actual no tiene precedentes. La comunidad más rica de España, con el PIB más alto de todo el territorio nacional, está a la cola en cuento a servicios de salud, educación, ayuda a la dependencia, etc.


Y los números que presenta Madrid preocupan también en los sectores más dinámicos de la sociedad. No es para menos, son demoledores: todavía le falta más de medio millón de ciudadanos sin vacunar. La comunidad de Madrid es la segunda de toda España que menos invierte en Sanidad y la que peor paga a sus sanitarios. No es algo de hoy sino el fruto de las restricciones del PP y las privatizaciones de Aguirre.


Madrid es también la comunidad que dedica menos dinero a la enseñanza pública, penada por los recortes de según el CIS y una bomba social de cara al futuro. Y es en Madrid donde es mayor el déficit de viviendas de alquiler. Añadan a este “paisaje” que la Asociación de Gerentes de los Servicios Sociales de la autonomía son los que cuentan con menos presupuesto en relación con el resto del territorio español y su llamada “renta de inserción” tiene la cuantía más baja de las diecisiete comunidades. Su plan de ayuda para el rescate de familias y autónomos, publicitado pero del que nunca supo, hoy está en un cajón tras la convocatoria de elecciones.


Hay que añadir, en este dibujo sobre la Comunidad madrileña, el problema de la vivienda y según la Asociación de Gerentes de los servicios sociales, estos son los peores de todo el Estado y la tendencia es que vaya a peor. Las rentas de inserción tienen la cuantía más baja de las diecisiete comunidades. Son el paisaje de Madrid tras años de gobierno del Partido Popular. Así que o cuentos chinos o la verdad de los números.

Madrileños: fijaos en los números