La cifra de pisos alquilados aumentó un 30% en A Coruña desde el año 2010

Cartel de “se alquila” en una ventana de una vivienda de la ciudad | pedro puig
|

El alquiler se ha consolidado en los últimos años como el modelo al que más recurren los coruñeses a la hora de formar un hogar. A finales del año 2020, un total de 29.200 viviendas habían sido arrendadas, lo que supone 8.784 más que en 2010 (20.416), es decir, un incremento del 30% en la última década.


Así lo refleja el informe de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) sobre el peso del alquiler en la comunidad, que confirma el auge de esta tendencia frente a la adquisición de vivienda en la ciudad. Todo ello, eso sí, unido a una falta de oferta para calmar la alta demanda, por lo que los precios se encuentran en constante aumento.


A Coruña, con 950, es la ciudad con más oferta de alquiler

La oferta de viviendas en alquiler en la ciudad coruñesa es la más grande de todas las ciudades gallegas. Con 950 inmuebles en régimen de arrendamiento, la urbe lidera una lista en la que Vigo se encuentra en segundo lugar con 850; seguida de Ourense, con 550; y Santiago, con 450. Esta cifra sigue estable en comparación con el mes de diciembre, cuando la oferta ya ascendía hasta los 950 inmuebles.


El presidente de la patronal inmobiliaria, Benito Iglesias, lleva años alertando sobre el peligro de esta escasez de inmuebles para saciar las necesidades de los ciudadanos, últimamente marcada también por la vivienda vacacional. “El 80% de los propietarios de vivienda vacacional son propietarios de una sola vivienda, con lo que solo un 20% tendrían dos o más viviendas en el circuito de comercialización de alquiler”, asegura, mientras apunta que “si analizamos los datos de la vivienda tradicional vemos que los pequeños propietarios arrendadores serían un 92% frente al 8% que estarían en manos de la Sareb”.


Vivienda vacacional

Por ello, Iglesias afirma que “si estas viviendas las pusieran en el circuito de comercialización en alquiler, se abarataría el precio al engordar una oferta que se va a reducir considerablemente los próximos meses”.


A Coruña es la ciudad gallega con el porcentaje más alto de hogares en alquiler (29%). Eso sí, la oferta que se reducirá en los próximos meses ya se hará nota ren mayo. “La vuelta al circuito de comercialización de viviendas vacacionales a partir del mes de mayo, sobre todo en las ciudades de A Coruña, Vigo y Santiago, es lo que nos hace prever una reducción considerable de la oferta a partir de este verano”.


Todo ello, expone el informe, “con la espada de Damocles de la nueva ley estatal de vivienda en la cual el actual Ejecutivo aumenta la inseguridad jurídica creando una batalla política con el mercado de alquiler de viviendas”. La crisis de 2008, tal y como indica Fegein, fue el punto de partida de este éxito del alquiler. La falta de trabajo y las dificultades económicas justifican la tendencia.  

La cifra de pisos alquilados aumentó un 30% en A Coruña desde el año 2010