Feijóo ve "inquietante" que el Gobierno propague "la idea de recentralización fiscal" con una armonización

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo saluda al catedrático de Economía Aplicada Santiago Lago Peña | LAVANDEIRA JR
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, considera "inquietante" que desde hace unos días el PSOE desde el Gobierno propague "la idea de la recentralización fiscal a través del concepto armonización fiscal", que significaría "volver atrás".


En este sentido, cree que es "inherente al esquema autonómico" una "razonable y armónica corresponsabilidad fiscal". "Pero la recentralización fiscal, volviendo hacia atrás, parece que hay que estudiarlo", afirmó.


Así lo manifestó el presidente gallego este lunes, durante la presentación del nuevo libro del economista Santiago Lago "40 anos de descentralización en España (1978-2018): Balance e perspectivas". En este acto, celebrado en el Auditorio Abanca de Santiago de Compostela, también intervinieron el propio autor y el expresidente de la Xunta Fernando González Laxe.


Desde el público, asistió al evento el presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices; el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda; el conselleiro do Medio Rural, José González; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; los rectores de las universidades de A Coruña y Vigo, Julio Abalde y Manuel Reigosa; además de diputados y representantes políticos de diferentes formaciones.


Durante su intervención, Feijóo dijo coincidir en lo esencial del estudio publicado por Santiago Lago, acerca del "éxito" que supusieron las más de cuatro décadas de Estado autonómico. "Desde el punto de vista de cualquier parámetro objetivo, es algo que debemos celebrar", subrayó el mandatario gallego.


Según recalcó, en la historia de España "no hay 40 años seguidos con estas libertades, con este bienestar y con este posicionamiento del país en el panorama internacional".


Además, aseguró que el Estado autonómico es "mucho más potente que el de los 'länder'" en Alemania, por lo que cree que "algunas posiciones nominalmente federalistas" son una "mera evasión que aporta muy poco" a España.


CONFERENCIAS DE PRESIDENTES

Uno de los principales defectos de la configuración territorial en los que han coincidido tanto Feijóo como el propio Santiago Lago es la coordinación. A modo de ejemplo, se refirió a las 28 Conferencias de Presidentes celebradas desde que comenzó la gestión de la pandemia en marzo del 2020 hasta el momento y señaló, como punto a mejorar, que estas reuniones "hay que llenarlas de contenido".


En este sentido, aludió a la necesidad de "cumplir el reglamento" de la propia Conferencia, para seguidamente quejarse de que los presidentes autonómicos, "a pesar de ser la autoridad delegada del Gobierno", se enteraron "vía teletipo" de que el 9 de mayo decaerá el estado de alarma actual.


En cualquier caso, reconoció que el mandato del presidente Pedro Sánchez tiene "un récord" en la convocatoria de Conferencias de Presidentes, pero criticó que este instrumento "adolece de profesionalidad y rigor en sus competencias y funciones".


"EXCESIVO COMBATE"

Asimismo, a pesar de los incuestionables "éxitos" que alcanzó el Estado de las autonomías, Feijóo ve ahora mismo un "excesivo combate y menos debate" político, sobre todo después de la crisis que explotó en el 2008, cuando "los 'apartheids' de la política española empezaron a construirse y lamentablemente continúan".


"Desde el 2008 al 2021 poco avanzamos en grandes consensos entre los partidos mayoritarios en nuestro país", lamentó.


En la presentación del libro, Feijóo también ha echado la vista atrás para recordar cómo el 18 de abril de 2009 -este domingo hizo 12 años- tomó posesión por primera vez como presidente de la Xunta y reivindicar que, desde entonces, Galicia es "la segunda comunidad de mayor convergencia en PIB per cápita" y donde "menos se incrementó la deuda pública".


Por tanto, recalcó que el Estado autonómico y el Estatuto de Autonomía, que el pasado 6 de abril cumplió 40 años, no es "un corsé limitador" de las capacidades ni "un conjunto de taifas incontroladas" en el gasto, como "quieren acreditar desde distintos extremos"; sino que se demostraron "instrumentos muy útiles" tanto para la crisis del 2008 como para la lucha contra la pandemia.


SANTIAGO LAGO

Por su parte, el economista y profesor Santiago Lago explicó lo que pretende ser su nuevo libro -disponible en la página web de Funcas-: "Todo lo que llevo investigado en los últimos 20 años sobre el Estado autonómico, fusionado e integrado en un discurso coherente; y dar una visión integrada de lo que fue este proceso".


Entre los puntos positivos señalados en "40 anos de descentralización en España (1978-2018): Balance e perspectivas", su autor destaca el logro de que España pasase de ser una dictadura en los 70 a, actualmente, "uno de los diez países del mundo que más gastos social sobre el PIB ejecuta". "Miremos donde miremos, no hay ningún país del mundo desarrollado que lo haya hecho mejor en 40 años", afirmó.


Y es que, a pesar de las "muchas reformas" que considera necesario acometer, Lago garantizó que la del Estado autonómico es "una historia de éxito", desde una "alta centralización" de finales de los 70 hasta estar actualmente "en el top 5 mundial" de la descentralización. Según los principales indicadores, tan solo por detrás de Estados Unidos, Canadá, Suiza y Australia, y de Alemania "en algunos casos".


El economista también incidió en el "éxito" que supuso "descentralizar muchísimo sin generar desigualdades" entre territorios. Tomó como ejemplo a Galicia, dado que su PIB per cápita actual es del 90 por ciento del español, mientras que a principios de los 80 se situaba "en la cola con Andalucía y Extremadura".


LA COORDINACIÓN, "GRAN PROBLEMA"

Sin embargo, señaló como "gran problema" de la España de las autonomías el hecho de que su marco institucional no es "adecuado para trabajar" en esa descentralización, ya que faltan "espacios de diálogo" no solo horizontal entre gobiernos, sino también vertical.


A su juicio, la reforma constitucional sería una "vía difícil" para abordarlo, pero algo que sí ve "perfectamente factible" a corto plazo es "reforzar" mecanismos como las Conferencias de Presidentes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).


"Si yo tuviera que decir qué está fallando en España, es la gobernanza multinivel. La pandemia nos demostró claramente cómo tenemos problemas de coordinación", resumió.


En el caso de Galicia, aseveró que una reforma de su Estatuto es "inevitable", dado que es un texto con 40 años de historia y tras el cual pasaron "procesos tan importantes" como el ingreso de España en la Unión Europea y la creación del Servizo Galego de Saúde (Sergas).


GONZÁLEZ LAXE

En la presentación del libro también intervino Fernando González Laxe, presidente socialista de la Xunta entre 1987 y 1990, quien también coincidió con Lago en el "éxito transformador" que supuso la España autonómica.


Eso sí, rememoró cómo a finales de los 80 había "más lealtad institucional" entre comunidades que ahora, algo que cambió a partir de la crisis del 2008.


No en vano, González Laxe aprovechó la presencia del presidente Feijóo para solicitar mayor "eficiencia" a la Xunta y señalar los "cuatro problemas" con los que, a su juicio, cuenta la Galicia actual: el descenso demográfico, una productividad "por debajo de la media española", un tamaño de empresas "extraordinariamente reducido" y que 83 de los 313 ayuntamientos de Galicia tiene como principal fuente de ingresos "las prestaciones sociales". 

Feijóo ve "inquietante" que el Gobierno propague "la idea de recentralización fiscal" con una armonización