El equipo se vuelve a complicar

No pudo llegar el quinto triunfo consecutivo en la visita al Nuevo Ganzábal | javier alborés
|

El Deportivo sigue primero en su grupo, el 1D, y depende de sí mismo, como los dos equipos que le persiguen, para sacar uno de los dos billetes que llevan a la Primera Federación, la nueva categoría de bronce, pero a estas alturas podría estar en una situación muy cómoda, con una importante renta con sus rivales y, sin embargo, ha vuelto a meterse en problemas, en un lío que le obliga a afrontar de nuevo como una final el partido del próximo domingo con el Numancia en el Estadio Abanca-Riazor.


1. Doce puntos por delante

Quedan doce puntos en juego, cuatro partidos por disputar, y el Deportivo los afrontará con una unidad de renta respecto a los sorianos y con dos sobre el Racing de Ferrol, que cayó el domingo al mediodía en Los Pajaritos, apenas unas horas antes de que los deportivistas rompieran ante Langreo en el césped artificial del Nuevo Ganzábal una serie de cuatro victorias.


2. Lo que pudo ser y no fue el domingo

El quinto triunfo consecutivo habría dejado la pelea por el ascenso prácticamente como cosa de tres y con el Deportivo muy bien situado, con cuatro puntos sobre el segundo y cinco respecto al tercero. Sin embargo, todo se ha apretado en la parte alta de la clasificación y el Langreo también se ha metido en la ‘fiesta’.


3. Un equipo plano en el Nuevo Ganzábal

Al Deportivo le va el mambo. Parece que siente la necesidad de verse en problemas. En Asturias, la imagen volvió a ser la de un equipo plano, romo en ataque, incómodo en el césped artificial, donde Keko Gontán deja de ser ese futbolista que en el natural se mueve con soltura.


El Deportivo dispuso de poca opciones en ataque para sorprender a un rival con el que igualó en ocasiones pero que tuvo más efectividad en el área.


Las mejores para los blanquiazules fueron la de Diego Villares en el primer acto a pase de Keko en una jugada que acabó con un disparo del canterano que se marchó por arriba de la portería; y otra de Miku en el segundo periodo tras una espuela de Bóveda. El venezolano regateó bien en el área pero se encontró con el portero del Langreo.


El equipo asturiano, además del gol, se estrelló con Lucho García poco después de haberle batido.


4. Otra final para el Deportivo

Si no quiere verse relegado, como mínimo, a la segunda posición, el Deportivo tendrá que ganar al Numancia, equipo al que acompañó la temporada pasada a Segunda División B en la última jornada del curso. Los dos partían como favoritos al ascenso, pero se han dado de bruces con la realidad y ahora tienen por delante el objetivo de la Primera RFEF.


5. Marino y Compostela se descuelgan

Los dos últimos clasificados tienen muy complicado superar sus primeros marcadores adversos para pelear por los dos primeros puestos, aunque para ellos estar en la Segunda RFEF era el objetivo. Los santiagueses tienen 26 puntos, seis menos que el Depor; mientras que el Marino de Luanco está descolgado con solo 23 unidades.

El equipo se vuelve a complicar