Las usuarias de la atención telefónica a víctimas de violencia machista aumentaron un 17%

Betty Rico es la jefa de Igualdad en el Ayuntamiento y la directora del CIM | patricia g. fraga
|

Las mujeres usuarias del servicio telefónico de atención y protección para mujeres víctimas de violencia de género (Atenpro) se incrementaron en un 17% en 2020, según datos aportados por el Centro de Información a la Mujer (CIM) del Ayuntamiento.


Así, si en 2019 las personas que utilizaban este servicio eran 217, el año pasado subieron hasta 253, explica Betty Rico, jefa del departamento de Igualdad y directora del CIM, que se ubica en el Barrio de las Flores.

A nivel presencial, las mujeres y menores que recibieron atención psicológica, jurídica y social en este centro en 2020 fueron 867, un 2% menos que el año anterior.


El CIM trabaja para eliminar los obstáculos que impiden la igualdad efectiva y ofrece un servicio de actuación integral a mujeres en situación de especial vulnerabilidad y, más concretamente, con las víctimas de violencia de género –mujeres e hijos–.


Incidencias

Atenpro es un terminal telefónico donde las usuarias pueden trasladar incidencias que provoquen su inseguridad. “Por ejemplo, si un maltratador quebranta una orden de alejamiento”, señala Rico. El servicio, puesto en marcha con Cruz Roja, permite que se movilicen otros recursos humanos necesarios para solventar el problema, como la Policía Nacional.


A través de un equipo interprofesional formado en la actualidad por una psicóloga, dos trabajadoras sociales –una de ellas presta servicio también a la red de acogida municipal– y una asesora jurídica, el CIM está pendiente de la incorporación de otra psicóloga y otra asesora jurídica.


Durante el confinamiento, indica Rico, siguieron con la atención telefónica y por correo electrónico hasta que pudieron recuperar la actividad presencial. A finales de marzo de 2020 se les consideró como servicio esencial.

Las usuarias de la atención telefónica a víctimas de violencia machista aumentaron un 17%