Una nueva tendencia al alza: el trading de CFDs

Imagen de la bolsa de valores
|

Desde hace un tiempo, los inversores están buscando nuevos escenarios en los que desarrollar sus operaciones y en los que gestionar sus carteras.


Cada vez son más los medianos y pequeños inversores que huyen de los productos más tradicionales y ponen en manos de brókeres expertos para que sus patrimonios y ahorros sean invertidos en distintos mercados en los que al final pueden, gracias a aprovechar la volatilidad y los cambios, sacarse ciertas rentabilidades en el corto y largo plazo.


Mercado de divisas, de materia prima, de activos, de criptomoneda… son muchas las opciones y solo unos pocos los que saben moverse de forma correcta entre ellos creando un plan de trading capaz de buscar el beneficio sin poner del todo en riesgo las carteras.


En el sector lleva tiempo hablándose de contratos por diferencia, pero, ¿qué es el trading de CFDs?


Claves para entender CFDs


Lo primero es entender que, en realidad, quien opta por esta modalidad en los distintos mercados, no compra activo subyacente alguno.


Lo que se consigue es negociar la diferencia de valor del activo en cuestión desde que se consensua el contrato y cuando se cierra y finaliza. De hecho, la complejidad de este tipo de producto y por lo que se recomienda que sean brókeres expertos quienes definan las posiciones a largo, apalancamiento y demás, es porque se puede negociar en ambas direcciones, tanto esperando que el activo eleve su precio, o que descienda. Todo dependerá de la posición elegida.


Es decir, compras cuando piensas que subirán y vendes los contratos al pensar en una bajada del mercado. Eso siempre que el mercado esté abierto para operar.


¿Cuáles son los mercados que mejor feedback están teniendo?


Actualmente hay dos mercados que empiezan a destacar: divisas y materia prima.
Todo debido a la volatilidad. El hecho de que alguien con conocimientos del sector y una experiencia operando en ellos sea capaz de sacar provecho de un momento en el que las cifras bailan en cuestión de horas es clave para conseguir beneficios.


Eso sí, la recomendación pasa siempre por la diversificación de cartera, de forma que, si un mercado y su inversión no responde, se complemente y equilibre con los beneficios de otro.
En muchos casos la clave tiene que ver con el conocimiento de que puede haber pérdidas. Si esto se asume de forma natural, las decisiones serán mucho más acertadas que si se toman de forma visceral.


¿Cuáles son los activos que mejor reputación se han ganado entre los inversores?


Aunque estamos en la era del bitcoin, una cripto que lleva nada menos que una revalorización de un 60% en el último año, lo cierto es que los inversores han caído rendidos ante las materias primas. La plata, el cobre y el aluminio, cuya demanda se sigue incrementando alentada por las necesidades de una industria que ha visto su potencial y sigue en plena revolución y crecimiento, son los tres vértices del triángulo que mejor resultado están dando en las carteras de inversión.

Una nueva tendencia al alza: el trading de CFDs