Nuevo reto del Depor

Eneko Bóveda, durante el partido del pasado fin de semana ante el Zamora | quintana
|

Casi sin tiempo para lamentarse por no estar entre los tres primeros y poder optar al ascenso a Segunda, el Deportivo inicia esta tarde a las 19 horas en el Abanca Riazor la segunda fase ante el Marino de Luanco con un nuevo reto: finalizar entre los dos primeros y optar a una de las plazas que dan acceso a la Primera RFEF la temporada venidera.


La campaña no ha terminado, ya lo reconoció el propio Rubén de la Barrera en la previa del choque, y los blanquiazules, líderes de su grupo con 29 puntos, quieren ‘atar’ cuanto antes su participación en la nueva competición que creará la Federación.


Por delante quedan seis partidos, contra Marino de Luanco, Langreo y Numancia y con Racing de Ferrol y la SD Compostela como los otros dos gallegos implicados, pero ante los que los coruñeses no se medirán, al proceder del mismo subgrupo.


Los herculinos, que vienen de sumar tres victorias consecutivas ante Pontevedra, Celta B y Zamora, aspiran a seguir en la misma buena ola y a lograr un pase a una competición por la que, en un principio, el Deportivo no esperaba luchar.


Las circunstancias han cambiado y después de haber salvado un auténtico ‘match-ball’ ante el Pontevedra, los coruñeses ganaron sin contemplaciones en Barreiro e hicieron los deberes contra el Zamora, lo que no les llegó para ser terceros, debido a la victoria final del filial olívico.


El partido de esta tarde servirá para medir los ‘daños’ que ha hecho no poder seguir optando al principal objetivo de los coruñeses en este curso. Uno de los capitanes del Deportivo, Álex Bergantiños, espera que el equipo siga adelante y consiga asegurar su presencia en la Primera RFEF para ‘salvar’ así en cierto modo la presente temporada.


Pocos cambios

De cara al encuentro de esta tarde se espera que Rubén de la Barrera establezca pocos cambios con respecto al último once ante el cuadro zamorano. Uno de los trueques será obligado, debido a la baja por sanción de Uche Agbo, que vio la quinta amarilla ante el Zamora. El técnico puede optar por ubicar en ese trivote a Raí, retrasando un poco su posición y seguir apostando en el doble pivote por Álex Bergantiños y Diego Villares. Por delante seguirá Keko Gontán por la derecha y José Lara ejercerá por la izquierda. En punta de ataque repetirá Miku, titular ante el Zamora .


En la portería seguirá Lucho Fernández y una línea de cuatro donde estarán Bóveda y Salva Ruiz, por el lateral derecho e izquierdo, respectivamente, junto a Granero y Mujaid.


Buenas noticias

A la lista regresarán, con sendas altas médicas, Héctor Hernández y Celso Borges. El lateral izquierdo está ya recuperado de sus molestias en el muslo derecho y el mediocentro costarricense, que se perdió por una lesión en los isquiotibiales los últimos partidos y la llamada de su selección, está también a disposición del técnico herculino si lo necesita.


La enfermería por lo tanto, cuenta solo con la baja de Derik Osede, recuperándose de su grave lesión en el tendón de Aquiles.


Una buena noticia para el Deportivo y el cuerpo técnico, de cara a afrontar con las máximas garantías y jugadores el nuevo reto que el Deportivo tiene por delante y que inicia esta tarde.

Nuevo reto del Depor