Pablo Iglesias se va, pero seguirá mandando mucho

Pablo Iglesias, repartiendo cargos | aec
|

Un buen día, Pablo Iglesias decidió que dejaba el Gobierno y que se iba a intentar que Podemos no desapareciera en las elecciones autonómicas madrileñas. Al mismo tiempo que comunicó su renuncia a la Vicepresidencia y a su cartera, impuso a sus dos sustitutas a Pedro Sánchez. Le indicó que Ione Belarra ocuparía su cartera y que Yolanda Díaz sería vicepresidenta y, al mismo tiempo, señaló a la gallega como nueva responsable de Podemos, al más puro estilo “dedazo de Aznar” que tanto se criticó en su día. Sin embargo, no es de todo cierto que Yolanda Díaz sea la que más va a mandar en Podemos. Es más, Pablo Iglesias seguirá llevando personalmente las negociaciones más ideológicas con Pedro Sánchez. Seguirá en misa y repicando.

Pablo Iglesias se va, pero seguirá mandando mucho