El paso al frente de los no habituales en el Deportivo

El arquero colombinado Lucho García pasó de suplente a titular | quintana
|

Los jugadores del Deportivo han conseguido, con el paso de las jornadas y el ir empapándose del estilo de Rubén de la Barrera y su cuerpo técnico, enchufarse.


Tanto titulares como suplentes han sabido entender lo que el técnico quería sobre el campo y aplicarlo cuando les ha tocado salir. Es cierto que el técnico coruñés ha terminado por definir un once tipo, pero eso no ha impedido que los que entrasen desde el banquillo hayan respondido con creces, independientemente de que tuviesen menos minutos que sus compañeros.


Cambios en la zaga

Uno de los que, hasta su desgraciada lesión, estaba cumpliendo en su rol era Derik Osede. El central, titular por primera vez con Rubén de la Barrera ante Salamanca en Riazor (0-0) se desmarcó como un jugador polivalente que podía ejercer tanto como central como ocupando el carril derecho. El futbolista, que estaba realizando un gran partido ante el Pontevedra el pasado 7 de marzo, se lesionó en el tendón de Aquiles.


Una dolencia que cortó su buen momento de forma y que puso fin a su concurso este curso. También volvió a la zaga Salva Ruiz, que desde la jornada 13 el pasado 7 de febrero ante el Coruxo en O Vao (2-0), no gozaba de minutos. La lesión muscular de Héctor Hernández, el inquilino del carril zurdo hasta ese momento, en el duelo ante el Celta B en Barreiro le abrió la puerta al once de nuevo al valenciano.

Cumplió en el tramo final ante el filial celeste y en el último partido contra el Zamora, hasta que tuvo que retirarse en el tramo final por unos calambres, pendientes de evolución y de ver cómo discurren sus sensaciones. A pierna cambiada ejerció Valín.


Capitán en la medular

Como ya había ocurrido en otras temporadas, Bergantiños regresó al once cuando el equipo en horas más bajas se encontraba.


Con una presencia intermitente en el equipo, ante la competencia de Celso Borges y Uche Agbo, el mediocentro de la Sagrada siguió trabajando sin hacer ruido, esperando por su oportunidad.


Su primer partido con De la Barrera fue ante el Salamanca UDS, a domicilio (0-0) y tras participar en el duelo ante la SD Compostela (2-0) tuvo que esperar tres jornadas hasta volver a competir contra el Guijuelo (1-0). Tras no estar ante el Racing de Ferrol (1-0) regresó para firmar junto al resto de sus compañeros las tres victorias seguidas contra Pontevedra, Celta B y Zamora.


También en la portería el suplente hasta la jornada 13, Lucho García, llegó pisando fuerte.


El meta de Barranquilla solo perdió un partido bajo palos (ante el Racing de Ferrol) y encajó un solo tanto en cinco encuentros. l

El paso al frente de los no habituales en el Deportivo