El covid provoca un aumento en la demanda de casas con piscina y dispara su precio

Un hombre observa el escaparate de una inmobiliaria | quintana
|

El estallido de la pandemia provocó todo un vuelco en el mercado inmobiliario en los últimos doce meses. A día de hoy, a la hora de comprar o alquilar una casa, la nueva tendencia es hacerlo en las afueras y en una vivienda unifamiliar con piscina. El confinamiento, el miedo a una nueva ola y las restricciones de movilidad han disparado la demanda de inmuebles de este tipo.


Unido a ello, su oferta es más amplia, pero su precio también sigue en alza. Así lo refleja el último informe elaborado por la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), que contabiliza 480 viviendas unifamiliares con piscina en venta en el área metropolitana de A Coruña. Se trata de la segunda zona con mayor oferta, tan solo superada por el área de Vigo con 780.


En lo relativo al arrendamiento, la oferta es menor, con veinte casas de este estilo en el mercado. Por provincias, la cifra asciende hasta las 980 viviendas con piscina en venta y 52 en alquiler. El precio medio no para de subir en los últimos meses. En la actualidad, tal y como asegura la patronal inmobiliaria, comprar una casa con estas condiciones en la provincia coruñesa rondaría los 1.350 euros el metro cuadrado; si se buscase alquilar, por otro lado, el coste sería de 1.500 euros al mes. Desde Fegein dicen que el auge del teletrabajo y las restricciones han provocado un crecimiento en la búsqueda de estas viviendas, “lo cual ha incrementado su precio entre un 5 y 10% en nuestra comunidad”, dice su presidente, Benito Iglesias.

El covid provoca un aumento en la demanda de casas con piscina y dispara su precio