Las viejas cocheras de Tranvías albergarán un estacionamiento

El acceso a las viejas instalaciones de Cocheras | pedro puig
|

Aunque ya hace años que los coruñeses han aceptado que nunca volverán a ver a circular el tranvía (que desapareció en 2011) por el Paseo Marítimo. Sin embargo, eso deja en el aire qué será de las antiguas cocheras, que se encuentran en el propio Paseo Marítimo, junto al Centro de Inserción social (CIS). A día de hoy, estas instalaciones languidecen entre la maleza y el óxido pero el Gobierno de Inés Rey pretenden recuperarlas del olvido. Los planes incluyen un aparcamiento y celebrar allí actividades que revitalicen el barrio de Monte Alto y todo el centro de la ciudad.


No es la primera vez que el Gobierno local alardea de ingenio para convertir una estructura obsoleta en un espacio útil. En su presentación de esta semana sobre la memoria de Movilidad, el concejal del área (y de Urbanismo e Infraestructuras). Juan Díaz Villoslada, recordó que los antiguas vías que transcurrían por el Paseo Marítimo fueron transformados en un carril “runner” o sea, para corredores, con un pavimento especial. Esta estructura se realizó aprovechando el confinamiento.


Pero queda por determinar qué hacer con el edificio de Cocheras. De momento, la alcaldesa no ha anunciado un proyecto definitivo, pero se barajan varias opciones. La más inmediata seria convertir el patio delantero en un aparcamiento provisional para vecinos y caravanas. Conviene recordar que el año pasado, se puso en marcha una iniciativa para retirar caravanas del aparcamiento de la Torre de Hércules y situarlas en otros lugares como el párking del Aquarium Finisterrae, mucho menos saturados, pero en la misma zona turística.


Desde enero

En enero, el Ayuntamiento recibió las llaves de las cocheras de la Compañía de Tranvías, así que las instalaciones están a su plena disposición. Pero, más allá del patio, queda al cuestión de qué hacer con las grandes naves que alojan los vehículos históricos que tendrán que ser retirados de allí.


El edificio de la cochera tiene más de treinta años de historia, y aunque es difícil apreciarlo por su carácter prácticamente subterráneo (está excavado en el desnivel de la roca que existe allí) y ya ha sido examinado por un equipo de técnicos municipales, que han evaluado su estado actual y sus posibilidades.


Es posible que sea necesario realizar pequeñas reformas e instalar pero su estructura industrial, formada con naves muy abiertas, lo hace ideal para grandes eventos, que permitan congregar a mucha gente bajo cubierto y, al mismo tiempo, su carácter subterráneo reduce la emisión de sonidos. 

Las viejas cocheras de Tranvías albergarán un estacionamiento