El área sanitaria coruñesa redujo a la mitad los casos activos en el último mes

Un grupo de viajeros espera para realizar las pruebas del cribado iniciado en Alvedro
|

El 26 de febrero, el área sanitaria coruñesa vivía su última jornada con los casos activos por encima de los 2.000 (2.019 en concreto). Un mes después el número de personas que sufren el Covid-19 se ha reducido a menos de la mitad. Según los datos confirmados ayer por el Sergas son 900, tras una bajada de 27 en las últimas 24 horas.


El área de A Coruña-Cee certificó durante las últimas semanas que la tercera ola ya está doblegada, aunque es cierto que en los últimos días la reducción de casos activos es más lenta, casi en fase "meseta", como ocurrió también al final de las anteriores oleadas del virus.


La buena marcha tiene también su reflejo en la disminución de pacientes hospitalizados, de manera que ayer se redujeron en otros tres hasta los 79 de los que 71 están en el Chuac (catorce en la UCI, es decir uno menos), cuatro en el Quirón (uno en críticos) y otros cuatro en el Modelo (con uno también en la UCI).

Además, se certificaron 61 altas y solo hubo 34 positivos nuevos, 32 de ellos detectados a través de PCR, según el Sergas.


Por otra parte, ayer dio comienzo en el aeropuerto de Alvedro el cribado voluntario mediante test de antígenos. La población diana son los viajeros que llegan a la terminal coruñesa procedentes de distintos puntos de la geografía nacional. Según confirmaron desde Sanidade, la participación rondó el 15%, lo que la consellería considera positivo, sobre todo teniendo en cuenta que en dos de los vuelos viajaban equipos deportivos que ya venían testados desde el origen.


Los colegios

En el ámbito escolar, A Coruña sigue siendo la zona más afectada con 176 casos activos entre alumnos y profesores (dos menos que en la jornada anterior) y cuatro aulas en cuarentena (dos más). Entre los centros con más positivos se encuentran el Fogar de Santa Margarida (10), el CEIP Anxo da Garda y el CEIP Raquel Camacho, ambos con siete.


Con la llegada de las vacaciones por Semana Santa y el fin del segundo trimestre, el director del colegio Curros Enríquez y presidente de los directores de centros públicos de la ciudad, Antonio Leonardo Pastor, hace balance de la situación actual. "Poco a poco nos vamos adaptando a esta situación porque los casos remiten y cada vez tenemos menos positivos en las aulas", sostiene. Si bien durante este trimestre ha habido momentos complicados, como el mes de noviembre, la vacunación de los docentes ha supuesto el punto de inflexión gracias al que la tranquilidad reina cada vez más en los centros escolares.


"Casi la totalidad de los docentes tenemos puesta la primera dosis y esto ayuda a que la gente respire mejor", dice. Todo ello, sumado a que la evolución epidemiológica mejora, "ya se hace notable en las aulas". A la hora de adaptarse, Pastor asegura que "las medidas siempre suponen un proceso de adaptación que, a medida que pasan los días se va haciendo más llevadera y te acabas acostumbrando". La gran diferencia en comparación con los meses previos es clara: "En noviembre los casos iban en aumento y ahora no, por lo que todo está más tranquilo". 

El área sanitaria coruñesa redujo a la mitad los casos activos en el último mes